Príncipe de la Paz (y de la no violencia)

Príncipe de la Paz (y de la no violencia)

Gracias a esta serie de publicaciones denominadas “LA SECULARIZACIÓN A TRAVÉS DE LAS CELEBRACIONES CIVILES EN LAS ESCUELAS CATÓLICAS Y CRISTIANAS”, que iremos lanzando mensualmente, pretendemos poner en manos de los padres, madres, equipos directivos y las áreas de Pastoral de los centros católicos en España y América un material importante para frenar el avance de la secularización en los contenidos que se ofrecen a nuestros hijos mediante la celebración de los conocidos como “Días Internacionales” (Dia de la No Violencia, Día de la Mujer Trabajadora, Día del Trabajo, Día de la Madre, Día del Padre, Día del medioambiente o fiestas como Halloween, San Valentin, etc).

Sacerdotes al pié del cañón: «Nunca vi a Dios mas presente».

No ocupan primeras páginas ni abren telediarios, más bien hay que bucear con intención en la vorágine de noticias y testimonios que se publican cada día en medio de la crisis del coronavirus, pero si afinamos un poco, encontraremos magníficos testimonios de los que están incansablemente dando la batalla para que nadie muera solo y con miedo.

Iglesia Católica frente al coronavirus: 6 millones de euros más para Cáritas.

«La Iglesia está haciendo una labor ingente, lo que pasa que no sale en los medios de comunicación. No importa tampoco eso porque lo que a nosotros nos importa es hacer el bien y amar a la gente», ha finalizado el cardenal Omella, indicando que la institución cumple el principio evangélico según el cual «que la mano izquierda no vea lo que hace la derecha.

El sacrificio de las Monjas de Cottolengo, que no abandonaron a los enfermos mentales a su suerte.

A pesar de las habladurias y los rumores,la realidad era bien distinta “El miércoles estuvo desinfectado la UME, ese día murió una religiosa: la hermana Esperanza con más de 90 años y la funeraria fue avisada al mismo momento. Ayer la enterramos la madre general y yo en San Sebastián de los Reyes a las 17.00, cuando estaba la policía inspeccionando en nuestra casa. Y la hermana Gabriela había fallecido a las 14.00, que yo estaba allí y recé el responso, mientras se notificaba cinco minutos más tarde a la funeraria y es en ese momento cuando la policía estaba allí”.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros que permiten el funcionamiento y la prestación de los servicios ofrecidos en el mismo. Puede aceptar su uso o rechazarlo mediante la configuración de su navegador o consultar sus opciones cliqueando en VER MÁS. Si tienes menos de 14 años, pide a tu padre, madre o tutor que lea este mensaje.    Más información
Privacidad