El honor es memoria. Tu memoria personal, de tus palabras y compromisos, de la coherencia de tus acciones; memoria de tus amigos y enemigos, que sabrán qué pueden, y qué no, esperar de ti.

Hombres de honor.

Por esa razón, un puñado de hombres y mujeres de honor han asumido el compromiso público de lanzar una Asamblea por la vida, la libertad y la dignidad, comprometiéndose ellos y comprometiendo a sus asociaciones, organizaciones o fundaciones en la vida pública a una acción que de ahora en adelante será, por primera vez y de forma histórica, permanente y coordinada.

España necesita políticos de verdad, dispuestos a trabajar por el bien común

«Necesitamos líderes humildes, dispuestos a reconocer que no lo saben todo, capaces de perdonar y de pedir perdón, atentos a colaborar con quienes piensan distinto, con sentido de Estado, que pongan el bien común por encima del propio. Tenemos que redescubrir nuestra identidad, procurando hacer piña con lo que nos une y cuidando lo que nos diferencia y enriquece.

El impacto derivado de la actividad de las Iglesia supera 5 veces lo que recibe del Estado.

“Con esto se demuestra que la Iglesia católica es rentable, más del doble de lo que recibe”, concluyó el encargado de los asuntos económicos de la Conferencia Episcopal precisamente en un periodo político en el que se están replanteando los acuerdos Iglesia-Estado con el diseño de un nuevo marco jurídico, tal y como avanzó la revista especializada “Vida Nueva”.

Sallux respaldará en 2020 el proyecto presentado por la Asociación Cristianos en Democracia.

Nuestra Asociación es oficialmente miembro de Sallux desde el pasado mes de Agosto, siendo la primera entidad española en adherirse a este importante movimiento europeo de cristianos de todas las confesiones que trabajan para generar una nueva revolución cultural que vuelva a poner el amor al prójimo en el centro de los valores sociales de Europa.

VOTA BIEN COMÚN.

No seamos hipócritas y nos rasguemos las vestiduras por el nivel de nuestros políticos, pues no son más que el reflejo de la sociedad que los ha elegido. Vivimos en la DICTADURA DEL RELATIVISMO con un objetivo común: aislar a las personas, destruir las familias naturales y construir así sociedades débiles, sin lazos o nexos de unión sostenibles, fácilmente manipulables.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros que permiten el funcionamiento y la prestación de los servicios ofrecidos en el mismo. Puede aceptar su uso o rechazarlo mediante la configuración de su navegador o consultar sus opciones cliqueando en VER MÁS. Si tienes menos de 14 años, pide a tu padre, madre o tutor que lea este mensaje.    Más información
Privacidad