Así se hace con el control del poder la masonería: El 22% de los jueces del Tribunal Europeo de Derechos Humanos tienen vínculos con ONG afines a Soros.

La influencia directa o indirecta de Georges Soros y su Open Society Foundation se extiende al poderoso Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo, según esta investigación. Al interpretar los derechos humanos con amplio margen de arbitrariedad ideológica y situarse por encima de los legisladores nacionales, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos goza de un poder inmenso para moldear la sociedad, la cultura y la forma de vida europeas.

La destrucción de la identidad europea.

Varios países europeos como Francia o Alemania están acometiendo una destrucción activa y deliberada de lo que queda del patrimonio cristiano. Es un despropósito para los Cristianos, para el patrimonio artístico de Europa y del mundo, pero también para la identidad de Europa.

Sallux respaldará en 2020 el proyecto presentado por la Asociación Cristianos en Democracia.

Nuestra Asociación es oficialmente miembro de Sallux desde el pasado mes de Agosto, siendo la primera entidad española en adherirse a este importante movimiento europeo de cristianos de todas las confesiones que trabajan para generar una nueva revolución cultural que vuelva a poner el amor al prójimo en el centro de los valores sociales de Europa.

Queremos una Europa libre del negocio del aborto.

Ha llegado la hora de defender de nuevo nuestros valores, públicamente y sin complejos, y de llevarlos a los ámbitos de decisión política y jurídica, si no queremos que acaben con la sociedad que hemos conocido. ¿Y tú, que Europa quieres? Si quieres, como nosotros, una Europa libre del negocio del aborto, ayúdanos, súmate a nuestro movimiento como simpatizante y colabora difundiendo nuestra información en redes.

¿Hacia una Europa sin valores?

¿Es esta la Europa que queremos? La Unión Europea ha dejado de ser en los últimos 15 años un proyecto de unidad ciudadana para convertirse en un proyecto de unidad económica, pasando las políticas económicas a dominar las decisiones que rigen el destino del futuro de los países de la Unión. Los Cristianos estamos ante una gran oportunidad de volver a situar los valores sociales en el primer lugar de los ámbitos de decisión de la Unión Europea.