Educar en circunstancias excepcionales.

El aprendizaje dará sus frutos porque maestra dolorosa es la experiencia. Y hasta los más pequeños detalles y los más sencillos gestos serán recordados por nuestros hijos algún día en su porvenir y con inmensas ventajas para ellos.

El Social-comunismo, directo a por la Educación.

«Las prisas del Ejecutivo en aprobar una ley educativa de un marcado sesgo ideológico y que supone un ataque frontal al derecho y a las libertades fundamentales de miles de familias, profesores y centros escolares son impropias e inadecuadas para tratar una materia tan sensible y fundamental», criticó García-Juliá.

La nueva Ley de Educación blindará el poder del Gobierno frente a los padres.

La ministra de Educación de España, Isabel Celaá, anunció este jueves en el Congreso que el primer proyecto de ley que aprobará el Consejo de Ministros del nuevo Gobierno será el de una nueva ley que derogue la LOMCE, la actual ley de educación, con el objetivo de impedir a los padres el ejercicio de su derecho constitucional de educar a los hijos en base a sus valores y convicciones

Declaración frente a las injerencias del Gobierno de España en los derechos de la Familia.

No se necesita adoctrinar en ideología de género para enseñar a respetar a las personas con sentimientos LGTB, igual que no se necesita adoctrinar en comunismo o socialismo para enseñar a respetar a los obreros. Ni un colectivo ni otro requiere asignaturas ni talleres específicos ni romper la neutralidad ideológica del Estado: basta con enseñar a respetar a todas las personas.

¿Uniformes igualitarios? El independentismo se alía con la ideología de género.

El objetivo de esta macabra y marxista iniciativa es que no se pueda obligar a un código de vestuario diferenciado por sexo entre los niños y niñas que estudian en colegios financiados con fondos públicos. De esta manera, ellos podrán optar por el uso de faldas mientras ellas podrán escoger llevar pantalón.

La masonería se introduce en la educación española sin complejos.

La participación del conseller de Educación de Cataluña en este foro sorprende por el laicismo agresivo que desarrolla la Fundació Ferrer i Guàrdia y sus organizaciones acólitas como Ateus de Catalunya. Pero, ya que la jornada está centrada en la educación laica y la aconfesionalidad del sistema escolar, hay que preguntarse qué entienden por educación laica y a qué tipo de entorno se está exponiendo el máximo representante de la educación en Cataluña.