Podemos: lobos sin piel de cordero.

Como ya le pasó a Pablo Iglesias con Mariló Montero, a Echenique se le ha olvidado esta semana guardar las apariencias, esas que han conseguido hacer que Podemos llegara a la política española como un partido moderno de izquierdas por y para el pueblo, y ha dejado mostrar el verdadero carácter sectario, comunista y bolivariano de la formación morada,

El peligro de «los ministerios de la verdad».

Los globos sonda son un test para ver si una medida nace contagiada de coronavirus o puede desarrollarse robusta. Para desgracia nuestra, los encuestados de toda opción política, desde los de Podemos a los de Vox, le han dado respaldo por encima del 50% a la pregunta teledirigida del CIS sobre si ven conveniente actuar contra toda noticia que no venga de fuentes oficiales. Siempre, claro, que nos creamos los resultados del CIS donde Tezanos cocina los sesgos estadísticos a su antojo político.