Los niños no vienen de Paris (por si el Gobierno no lo sabe…)

Los hijos, hasta hace unos años, solían ser fruto del amor y la entrega de los esposos, no un «derecho» ni una propiedad estatal. Son la consecuencia biológica de la unión de un hombre y una mujer, y no deberían ser el fruto de experimentos en laboratorios. Y cuando los dejan nacer, son muchos más de los que ellos mismos cuentas, pues en 2018 impidieron nacer a caso 100.000 solo en España.

Feliz 2020. Mira a la Estrella, invoca a María, Madre de Dios.

Os dejamos esta preciosa oración para celebrar el año nuevo y que ella nos guíe en este 2020. “Mira la Estrella, invoca a María”, es el célebre estribillo de esa página incomparable que San Bernardo (1090-1153) dedicó hace ya más de diez siglos a la Virgen y que aún hoy se sigue repitiendo con gran entusiasmo en nuestras iglesias. Mirar a María ha significado en labios cristianos el contemplar a la Virgen para pedir su auxilio.

Proteger a la familia: ¿Por qué?

Proteger social y económicamente a la familia no es sólo una medida que da más o menos rédito electoral. Lejos de una mirada cortoplacista, proteger la institución básica de la sociedad es una obligación con sentido de Estado, pues ayudando a los que más aportan se beneficia a todos

La Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL) pide defender los cuidados paliativos con la misma intensidad que se defiende la Eutanasia.

La sociedad científica recuerda que la inequidad que existe en España agrava el sufrimiento en miles de hogares, cifrado en al menos 80.000 cuyo mantenimiento quieren usar para justificar de manera cínica e hipócrita la Eutanasia.

Abuso de menores. Esta es la única calificación que el cambio de sexo de un niño debería tener.

La falta de rigor diagnóstico, sobre todo en los casos de niños inmaduros, unido a la irreversibilidad y que no son mas que experimentos, les guste o no, hace que las intervenciones físicas en el cuerpo de los niños para «afirmar» su «identidad de género» violen los principios éticos más razonables y deberían estar prohibidas.

La sociedad del «deseo» convertido en Derecho. No, no existe el derecho a la Eutanasia.

¿Deseos convertidos en derechos? Las parejas quieren que el Estado les asegure el derecho a tener hijos. Y el enfermo desesperado, que sufre su dolencia en soledad, reivindica el derecho a disponer de su vida. Antes, la mujer embarazada, había conseguido poder disponer de su cuerpo, aun prescindiendo de hecho de una vida incipiente autónoma. La urgencia jurídica de algunos deseos puede estar muy desenfocada, como se comprueba en el debate sobre eutanasia.