Los riesgos de la telebasura que nos invade.

Un clítoris gigante, una compresa manchada de sangre o una lengua, en un beso, con un primerísimo primer plano. Con esta provocadora estrategia, habitual en este tipo de series, se busca captar la atención de jóvenes y no tan jóvenes, y se puede intuir la idea de la sexualidad que subyace.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros que permiten el funcionamiento y la prestación de los servicios ofrecidos en el mismo. Puede aceptar su uso o rechazarlo mediante la configuración de su navegador o consultar sus opciones cliqueando en VER MÁS. Si tienes menos de 14 años, pide a tu padre, madre o tutor que lea este mensaje.    Más información
Privacidad