La vuelta al sentido común: Leyes que prohíben el tratamiento y cambio de sexo en menores.

No se trata, por tanto, de impedir el cambio de sexo, ni tan siquiera de criticarlo o de discriminar la Transexualidad. Se trata de aplicar el sentido común y no fomentarlo en edades a las que, difícilmente puede tomarse ningún tipo de decisión madura. Mientras tanto deberían dotarse de todos los medios necesarios para un acompañamiento psicológico y terapéutico de las personas que, desde una edad temprana, muestren disfória de género para acompañarlos hasta una edad madura en la que, verdaderamente, puedan tomar una decisión que afectará al resto de su vida.

Nuestros hijos, nuestra decisión. Y es hora de defenderlos.

Magnífico vídeo de la campaña Mis Hijos Mi Decisión de HazteOir que nos previene y alerta de la importancia de estar muy pendientes de lo que transmiten a nuestros hijos en las aulas. No podemos fiarnos, ni tan siquiera de los centros concertados pues, desgraciadamente, el concierto es una vía de chantaje económica y ya se sabe, no se puede servir a dos señores…

Ejemplos como este justifican el pin parental

Debido a las limitaciones cognitivas de la infancia, muchos niños en edad preescolar creerán que cuando un hombre se pone un traje de mujer y se maquila, en realidad se convierte en mujer. En consecuencia, es perturbador para el desarrollo cognitivo y psicológico de los niños en edad preescolar y primaria exponerlos a las historias de drag queen y libros de cuentos desorientadores.