Borracha, promiscua y abortando. Ese es el prototipo de mujer que el Ministerio de Igualdad impulsa en España.

Alguien debe parar esta locura cuanto antes, pues, por si no fuera suficiente, el tiempo demuestra que desde que comenzaron con el lavado de cerebro mediante estas «políticas» se disparan las Enfermedades de Transmisión Sexual, las violaciones, los abusos y los asesinatos de mujeres. ¿Acaso no será eso lo que buscan para mantener la «tensión social» de la que tanto hablan?