¿Un buen planeta para nuestros hijos, o buenos hijos para nuestro planeta?

Vivimos en una sociedad violenta, y la violencia es fruto de la educación recibida por nuestra generación. Es hora de construir una alternativa cultural cristiana que nos ayude a que las próximas generaciones puedan dejar de ser títeres de los intereses económicos que manejan hoy las sociedades.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros que permiten el funcionamiento y la prestación de los servicios ofrecidos en el mismo. Puede aceptar su uso o rechazarlo mediante la configuración de su navegador o consultar sus opciones cliqueando en VER MÁS. Si tienes menos de 14 años, pide a tu padre, madre o tutor que lea este mensaje.    Más información
Privacidad